Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Derecho a la Información’


El pasado 30 de junio la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, otorgó a Evo Morales el Doctorado Honoris Causa en reconocimiento a su constante defensa de los recursos naturales, la tierra y el territorio. Doce Universidades le han concedido ya dicho título, aunque este último es posiblemente el más trascendente, teniendo en cuenta el prestigio de la Universidad Nacional de Córdoba, la más antigua de Argentina y la cuarta fundada en el continente, cuna de la Reforma Universitaria de 1918.

Ante un paraninfo abarrotado Evo dio una clase magistral en la que repasó su vida, recordando cómo de niño su familia migraba escapando de las hambrunas, lo que le impidió acceder a la educación formal. Previamente habló la rectora de la Universidad, Carolina Scotto, quien fundamentó la decisión de distinguir con el Honoris Causa a un dirigente social. Rescató los saberes populares que hoy guían los destinos de una nación plurinacional. “Déjeme contarle, presidente, que debe ser esta Universidad, en conjunto con los movimientos sociales, las fuerzas políticas y las corrientes culturales, que quieren transformar esta realidad nuestra, en la que también hay exclusión, prejuicios de clase, fragmentación social y herencias derivadas de colonización y dominación cultural, la que al distinguirlo a usted se da aliento para tan enorme tarea”.

A pesar de la importancia de este evento, la prensa española -incluso la que se considera progresista- que tanto se ocupa de Evo Morales para denostarlo y ridiculizarlo en cada oportunidad que tiene o que inventa, nada -NADA- ha dicho sobre este reconocimiento (el 10% del espacio en televisión y medios escritos que dedicaron a ridiculizarlo con el asunto fabricado de los pollos hubiera sido más que suficiente). Al hacer circular la noticia dada por la prensa argentina en redes sociales, no faltó el desubicado de turno con sus comentarios racistas o quien se asombrara por la noticia. Aunque éstos no merecen más respuesta que la siguiente: entre la decisión del Consejo Universitario de la UNC, los intelectuales, estudiantes y miembros de movimientos sociales que arroparon a Evo en el acto, y la opinión de un elitista ignorante, no tengo dudas cuál elegir.

Lo que de verdad me preocupa, me entristece y me indigna (sí, todo eso a la vez), es que la manipulación informativa a que son sometidos determinados líderes latinoamericanos produce sus efectos incluso dentro de los sectores progresistas, dentro de la propia izquierda europea. El mecanismo es muy simple: se presenta al líder en cuestión como el “malo”, con la seguridad de que nuestros oyentes y lectores no dudarán de la información proporcionada, y una vez que instalamos la idea de que ese líder es el “malo”, los filtros mentales comienzan a funcionar solitos.

No tenéis por qué creerme. Ni siquiera tenéis que compartir la ideología de Evo. Es más, da igual que a mí me simpatice mucho, poco, o nada Evo Morales. De lo que se trata es de NUESTRO DERECHO A LA INFORMACIÓN. La libertad de prensa no tiene sentido ni razón de ser si no es para garantizar el derecho a la información de los ciudadanos. Tienes derecho a formar tu propia opinión sobre Evo Morales o sobre el personaje público que sea. Tienes derecho a recibir información, no una realidad distorsionada y adaptada a los intereses de los grupos económicos que están detrás de los medios corporativos.

Como decía. No me creas a mi. Cree a tus propios ojos y oídos. Te invito a que veas primero los dos videos que siguen, que muestran el tratamiento dado por los medios de comunicación españoles a las declaraciones de Evo sobre los pollos alimentados con hormonas.

Cualquier periodista puede mezclar y confundir dos cosas tan distintas como animales alimentados con hormonas y agricultura transgénica, y no pasa nada (claro, si es para reírse de Evo, qué importa ese detalle). Lo de atribuir un sentido homófobo a una frase que no utiliza la palabra homosexual, ni siquiera dice sexual, es también un detalle sin importancia ¿no?. La única palabra confusa utilizada por Evo es “desviación”, que bien podría interpretarse como “disfunción”, dando el beneficio de la duda a una persona cuya lengua materna no es el castellano, y que consagró durante su gobierno una norma constitucional que expresamente consagra la no discriminación por identidad sexual. Ah cierto, me olvidaba que Evo es el “malo”.

Podéis seguir sin creerme. Veamos entonces ahora esta “perlita”. Serie Dr. House, tercera temporada, capítulo 19. Reunión de médicos haciendo el diagnóstico diferencial sobre el caso de una niña que presenta enfermedades y síntomas propios de una persona adulta:

Las palabras de la Dra. Cameron bien podrían haber sido las de Evo, y viceversa. Que yo sepa, hasta ahora nadie ha denunciado a los productores de la serie por homofobia ni han criticado la falta de seriedad del argumento (al contrario, la serie se caracteriza por procurar ser rigurosa científicamente).

Y si lo anterior es en sí mismo un atentado a nuestro derecho a la información y a la dignidad de un Jefe de Estado (que por cierto, me merece más respeto que el que tenemos en España, por el sólo hecho de que Evo Morales Ayma sí fue elegido por su pueblo), más grave es aún aquello que no nos informaron en su momento.

¿Cuántos de quienes vieron ese escarnio periodístico se enteraron de que las palabras de Evo Morales fueron parte del discurso inaugural de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra? Esa Conferencia organizada por Bolivia, se celebró luego del estrepitoso fracaso de la Cumbre de Copenhage que demostró la incapacidad de los líderes mundiales en este aspecto. En el encuentro de Bolivia participaron más de 5.000 representantes de los pueblos y movimientos sociales de todo el mundo, se estudiaron soluciones y salieron propuestas tales como la creación de un Tribunal Ambiental Internacional, a la manera de la Corte Penal Internacional. Para no abundar, me remito a la información oficial que encontraréis en la página web de la Conferencia: http://www.cmpcc.org

Preocupándose por desacreditar a un Jefe de Estado elegido democráticamente cuya acción en defensa del medio ambiente y la tierra han merecido reconocimiento académico, los medios de comunicación corporativos nos “robaron” la verdadera información que en dicha oportunidad debíamos recibir. Y que era, por ejemplo, ésta

¿Qué sensación nos debe quedar en el cuerpo después de comparar una y otra información? ¿La que nos llegó y la que nos quitaron?

Derribar prejuicios, desterrar el etnocentrismo europeo que impregna incluso los sectores más comprometidos con la justicia social es una tarea pendiente y urgente. Hoy más que nunca Europa necesita mirar al Sur si quiere cortar la inercia de la decadencia y la desigualdad en la que está metida. Hay mucho que aprender de las experiencias latinoamericanas. No dejemos que los intereses de las multinacionales como Monsanto, que se verían seriamente amenazados con políticas de conservación del territorio y el medio ambiente como las que se aplican en Bolivia y se proponen en dicha Conferencia, condicionen nuestro pensamiento. Podrán controlar la información que nos brindan los medios en los que invierten grandes sumas en propaganda, pero no nuestra capacidad de razonamiento crítico.

No dejemos que nos priven del conocimiento. No dejemos que impidan el ejercicio del Derecho Humano a la Información.

Anuncios

Read Full Post »